Lo suficientemente bueno es mejor que “lo mejor”

good enough
Haz un equipo con gente suficientemente buena
Continuamente oirás, júntate con los mejores, elige los mejores, contrata los mejores. Pero eso es como si te dijeran casate con la mejor, la mas guapa, la mas inteligente, la mas alegre… si, claro, pero ¿ella me elegirá a mi? Lo cierto es que los mejores son muy pocos, y muy difícilmente los convencerás para trabajar contigo, sobre todo si no eres uno de ellos, que es lo más probable. Los mejores son muy difíciles de encontrar pero si lo consigues, comprobarás que no están disponibles. Pero los suficientemente buenos son muchos y si tu también lo eres no tendrán inconveniente en trabajar contigo. Puede parecer una cuestión de semántica, pero no lo es, uno puede sentirse perdedor por no tener a los mejores, siendo que un equipo lo suficientemente bueno es sencillamente lo mejor. Porque la gente suficientemente buena son mucho más asequibles que los mejores. Porque son más accesible, más humildes, más fáciles de relacionarse. Porque admiten errores y críticas, creen que todavía tienen mucho que aprender, y porque si al final no funciona, no te sentirás un completo inútil como te sentirías teniendo a los mejores.

El criterio de lo suficientemente bueno se puede aplicar a casi todo. Haz productos y servicios suficientemente buenos, mejorables, pero que resuelven correctamente el problema para el que fueron pensados, y se consiga en un tiempo y coste razonable.

ejecutivo happy

Hay muchos libros que hablan desde hace mucho tiempo de la perfección como el objetivo a seguir: calidad total, defectos 0, etc… cómo informático que soy, se que la búsqueda del software perfecto es utópico y desde luego no es nunca rentable. Por eso, enseguida me enamoré de las ideas de Edward Yourdon, y su “good enough software” que ya desde 1995 trasladó a muchos libros. A Yourdon, pese a ser uno de los padres de la informática, apenas le hicieran caso entonces. Hoy en día sin embargo, nadie duda que las metodologías que surgieron de ahí, como la Programación extrema o Métodologías ágiles, son las que permiten hacer el software más competitivo. Y lo que es más sorprendente, estas metodologías que nacieron en la industria del software, poco a poco se están aplicando con enorme éxito a todo tipo de industrias.

Y no sólo lo pienses para socios, trabajadores, productos o servicios, busca stakeholders suficientemente buenos: partners, proveedores, socios industriales, incluso en algunos casos clientes. Tendrás muchos más donde elegir y por lo tanto será mucho mas sencillo.

La conclusión evidente es que lo suficientemente bueno es mucho mejor que “lo mejor”, y además es realista.

Una última nota pero muy importante, lo suficientemente bueno no es mediocre. Busca personas con inteligencia emocional, con habilidades y competencias que les permitan sumar en vez de restar. Esto no siempre sucede cuando se trata con un “crack”, pero tampoco cuando se trata con gente mediocre.

Y una curiosidad:  ¿Sabías que Atelofobia significa miedo a tener imperfecciones?. ¡Huye de la atelofobia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s